+info ROSARIO CRISTAL¡ Descarga aqui el nuevo folleto del Rosario de Cristal !

APUNTES CONTABLES DEL TAUSTE DE 1912

 

 

La asociación cultural El Patiaz ha recuperado y estudiado cuatro Libros de Caja del Ayuntamiento, que sobrevivieron a la quema del archivo municipal de 1934.

© Noeli Barceló
© https://www.heraldo.es/noticias/aragon/comarcas/2018/07/15/apuntes-contables-del-tauste-1912-1257497-304.html

El alcalde Miguel Á. Francés, Francisco Castillo y Enrique Galé.N. Barceló

La asociación cultural El Patiaz ha restaurado y estudiado cuatro Libros de Caja pertenecientes a la contabilidad del Ayuntamiento de Tauste que sobrevivieron a la quema del archivo municipal durante la Revolución de Octubre de 1934.

La asociación entregó estos documentos al Ayuntamiento en la clausura de la XIX edición de las Jornadas sobre la Historia de Tauste celebradas en febrero. En ellas, el profesor Enrique Galé ofreció una conferencia sobre los datos más llamativos que ha extraído de los apuntes que el entonces secretario del consistorio fue anotando en estos libros, en particular en el correspondiente al año 1912. “Elegí este año porque para mí, como filólogo, el libro tiene la particularidad de contar con la firma del secretario, que era José Sender, el padre del literato Ramón J. Sender. Quise saber cómo era el Tauste por el que el escritor y su amiga Valentina se movían ya que coincide además con la parte biográfica de ‘Crónica del alba’”, explica Galé. En el otoño de 1911 la familia Sender llegó a Tauste, donde residió hasta que en 1914 se trasladaron a Zaragoza. “Coincidió con la edad de 10 a los 13 años del futuro escritor”, apunta Galé.

El presidente de la asociación El Patiaz, Francisco Castillo comenta que el incendio del archivo en 1934 ha condicionado el estudio de la historia de Tauste al privarles de los documentos que se custodiaban en él. “Por eso uno de los objetivos de la asociación El Patiaz es recuperar documentación y trabajar en la creación de un archivo”, subraya.

Los cuatro Libros de Caja del Ayuntamiento se encontraban en la biblioteca del santuario de Sancho Abarca, cuyo contenido fue donado a este colectivo cultural. “Junto a los libros de carácter religioso que pertenecieron a los ermitaños aparecieron estos cuatro volúmenes manuscritos, los guardamos y recientemente valoramos el interés de estudiar su contenido y de restaurarlos para garantizar su conservación, un trabajo realizado de forma altruista por Ángel Pérez Cardona”, relata Castillo.

Curiosas anotaciones

Junto a la firma del secretario suscribe la diligencia de apertura del libro el alcalde, Javier Ramírez que en el mes de octubre sería sustituido por Joaquín López. Entre los datos correspondientes a los ingresos registrados figura la cantidad de 3.125 pesetas por los pastos del primer trimestre de año o las 3.500 del arrendamiento de las instalaciones del matadero municipal.

Entre las anotaciones aparecen también las 100 pesetas entregadas al párroco como subvención por la celebración de la Cuaresma o el pago de 91 pesetas que cobraba el barrendero por un trimestre de trabajo. Consta el abono por la impresión del programa de las fiestas que suma 125 pesetas o las 116 destinadas a “matar animales dañinos”. Según los apuntes registrados se consignan cantidades de 225 pesetas por el trimestre de trabajo del escribiente que formaba parte de la secretaría integrada por el secretario, dos oficiales y este trabajador. El salario del secretario era de 1.000 pesetas trimestrales .

El ingreso de 3.232 pesetas de un vecino por la fábrica de la luz recuerda a un Tauste que empezaba a tener luz eléctrica. Se localiza también el importe de dos multas de 40 y 24 pesetas por roturar el monte, así como pagos correspondientes al mantenimiento del puesto de la Guardia Civil, suministros carcelarios y la reforma de la fuente y del lavadero o incluso por el coste de los dulces entregados a los niños de la escuela coincidiendo con el final del curso.

El estudio realizado por Galé de los libros contables se ha completado por un análisis de las Ordenanzas de la Villa de Tauste de 1893 y el reglamento de los trabajadores del Ayuntamiento de 1909. Dibujan con bastante precisión las condiciones de la vida cotidiana de una población con 4.500 habitantes hace poco más de un siglo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.